lunes, 28 de noviembre de 2011

M.I.E.D.H.O.: Mind Industrial of Echo and Disorder Hate and Obsessive, participo en la exposición "CRECIMIENTO COHERENTE", DE ALFREDO FUCHS

Contemplarlas es ver una metáfora del fuego, es una luz hipnótica en medio de la oscuridad.
Sus pinturas bailan y brillan. Es una danza viva y violenta que inunda la retina del espectador.
Más allá de todo esto, es mirar hacia otra dimensión. En donde el espacio es infinito, un bucle de fuego o quizás un puente de Einstein-Rosen (más conocido como agujero de gusano). Coheren Growth IV es el ejemplo perfecto de está puesta en escena.
Esta presentación guardada bajo el nombre de "Crecimiento Coherente" me lleva a pensar en un particular reinicio de la vida. Volviendo al fuego como elemento destructor pero a la vez purificador. Si insisto un poco, puedo observar un breve argumento en las obras de Alfredo Fuchs Camani. Una espora, un átomo, un quark, da lo mismo. Veo como va tejiendo y creciendo formas más complejas hasta alcanzar una figuración más o menos definible. Y de nuevo el fin. Arder completamente para volver a empezar. Un bucle infinito de fuego.
Dinámicas, con derroche de expresividad, temperamentales, fuertes, vivas y sabias. Me hacen recordar piezas del clásico ballet el pájaro de fuego de Stravinsky, una historia de príncipes, princesas y brujos, donde el elemento principal es el pájaro de fuego. El ave mágica es tanto una bendición como una maldición para su captor. Un reflejo de la dualidad del fuego.
El artista Alfredo Fuchs Camani ha conseguido plasmar su crecimiento coherente y lo que esto implica. Pasión, violencia, orden, caos, vida y muerte.
Sin duda sus pinturas arden.


http://www.madridenmarco.webege.com/documents/blog_1.php?title=los-escritores-se-vuelcan-en-la-obra-art%EDstica-de-alfredo-fuchs%3A-los-relatos&entry_id=1321474844

No hay comentarios:

Publicar un comentario